Páginas vistas en total

viernes, 20 de abril de 2018

Escocia, Báltico o Noruega: los ejercicios de la fragata «Álvaro de Bazán» con la OTAN.


La fragata Álvaro de Bazán (F-101) de la Armada Española se ha integrado este viernes en la  Agrupación Naval Permanente de la OTAN nº 1 (SNMG-1 de sus siglas en inglés). Este grupo naval, que tiene su área de influencia en el Atlántico Norte y mar Bático, está comandado por un oficial danés y cuenta con otros cuatro buques (el danés Niels Juel, el canadiense St. John’s, el alemán Erfurt y el turco Gediz). La fragata española formará parte del despliegue durante los dos próximos meses. Zarpó desde su base en Ferrol (La Coruña) el pasado martes.

Lanzamiento de un misil ESSM desde la Álvaro de Bazán, en una imagen de archivo

«Las operaciones de las Fuerzas Marítimas Permanentes se enmarcan dentro de la defensa colectiva como propósito fundamental de la OTAN. La SNMG-1, que se encuentra en situación de muy alta disponibilidad, es uno de los elementos del núcleo del componente marítimo de la Fuerza de Respuesta de la OTAN (NRF de sus siglas en inglés). Tiene como misión principal contribuir a la seguridad de la Alianza proporcionando una capacidad marítima permanente que permita una reacción inmediata ante situaciones de crisis», explican fuentes de la Armada Española.

Durante su integración participará en los ejercicios “Joint Warrior” en aguas de Escocia y “Baltops” en aguas del Báltico con la OTAN. También en el ejercicio “Dynamic Mongoose” en aguas de Noruega. Al mando de la F-101 se encuentra el capitán de fragata Manuel García Ruiz. La fragata Álvaro de Bazán cuenta con una dotación de 200 marinos y un equipo operativo de seguridad (EOS) de la Infantería de Marina del Tercio de Armada. (Jesús.R.G.)
Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

El Grupo de Regulares de Melilla avanza en la respuesta con fuego ante incidentes con IED.

La Sección de Reconocimiento del Tábor “Alhucemas” I del Grupo de “Regulares de Melilla” nº 52 de la Comandancia General de Melilla, desarrolló, el 16 de abril, un ejercicio de respuesta armada ante el ataque con un Artefacto Explosivo Improvisado (IED) contra un convoy. En la instrucción participaron dos pelotones de reconocimiento y uno de defensa contracarro, con vehículos VAMTAC y equipados con ametralladoras, lanzagranadas y misil Spike.

La detonación de un IED al paso de uno de los vehículos de la columna detiene el convoy y exige de la rápida actuación de toda la sección. Sin embargo, la recuperación del vehículo se complica ante una ofensiva enemiga, que implica una reacción rápida de todo el personal. “Por un lado, debemos garantizar la protección del vehículo alcanzado por el artefacto explosivo y, por otra, tenemos que dar una respuesta armada al enemigo para responder a sus ataques”, declara el teniente Romero, jefe de la Sección.

La misión de los tiradores
Binomio tirador-observador de Barret en acción

La misión de los dos equipos de tiradores Barrett que han participado en el ejercicio ha sido de gran importancia para su desarrollo. En ese sentido, el teniente ha destacado que su misión va más allá del ataque armado: “tienen la capacidad de observar lo que hay a vanguardia y estudiar los movimientos del enemigo”.

Junto a cada uno de los tiradores, es fundamental la labor del observador, que controla todos aquellos aspectos que pueden afectar al tiro, y aporta una información que le da una mayor precisión al tirador. Una vez aislada la zona, y tras comprobar que es seguro retirar el vehículo alcanzado por el artefacto IED, se procede a garantizar una salida del lugar. Con este tipo de ejercicios, la unidad se adiestra y trabaja para dar una mayor respuesta ante incidentes con empleo del fuego y les permite estar mejor preparados ante un posible requerimiento de actuación. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

jueves, 19 de abril de 2018

Indra trabaja en el desarrollo de nuevos

AM TRAINING CENTRE INSTAL
El simulador de cabina del A400M 

Indra se ha adjudicado contratos para desarrollar dos nuevos simuladores del avión de transporte militar A400M en los que se entrenarán lo pilotos de la Fuerza Aérea Alemana en la base de Wunstorf y la Fuerza Aérea Francesa en la de Orléans-Bricy. Los simuladores doblarán la capacidad de entrenamiento en ambos centros, que ya cuentan con un sistema en operación cada uno de ellos. Ambos fueron desarrollados también por Indra, Thales y Airbus, dentro del Programa de Simulación de Vuelo que se puso en marcha en 2010. El simulador del A400M es una herramienta de entrenamiento de última generación, capaz de recrear con el máximo realismo las misiones en las que interviene esta enorme aeronave de 80 toneladas. Se trata de un avión de 45,1 metros de longitud, 42,1 de envergadura y 17,4 de altura capaz de transportar en su bodega carros de combate, helicópteros, toneladas de material y hasta 120 soldados. 

 Con un alcance de 8.700 kilómetros y una velocidad de crucero de 900 km/h, el A400M aporta a los ejércitos más modernos del mundo una capacidad de reacción rápida y proyección de fuerza sin precedentes. El papel estratégico que juega exige que los pilotos reciban una preparación de un nivel excepcional, algo que solo pueden ofrecer simuladores de última generación como estos. El simulador se monta sobre una réplica exacta de la cabina del A400M, que se eleva sobre los brazos de un sistema eléctrico para dotarlo de movimiento. A bordo, el piloto encuentra el mismo instrumental de vuelo que empleará en la aeronave real. Los entornos tácticos modelados por los ingenieros de Indra le sitúan ante el reto de superar complejos ejercicios que incluyen el lanzamiento de material a baja altura, la realización de aterrizajes y despegues en pistas improvisadas, el reabastecimiento de combustible en vuelo o la necesidad de realizar maniobras de evasión y emplear contramedidas para burlar ataques, entre otras situaciones. 

Las aeronaves, buques y vehículos virtuales con los que interactúa también han sido modelados por Indra y están dotados de comportamiento autónomo fiel al real. Dentro del proyecto, Indra también desarrolla los escenarios en los que se llevan a cabo las operaciones: reproduce con todo detalle aeropuertos reales, bases militares y la orografía propia de distintas regiones. El piloto puede entrenarse así para aterrizar en una pista nevada en Letonia, preparándose para prestar servicio en la misión Presencia Avanzada Reforzada (eFP, por sus siglas en inglés) de la OTAN, o en una pista de tierra en el Sahel, para dar apoyo en la lucha contra grupos terroristas. También desarrolla escenarios especialmente adaptados para que el piloto pueda entrenarse utilizando sus gafas de visión nocturna. La compañía se responsabiliza además del desarrollo del Planificador de Misiones y Generador de Escenarios, la herramienta con la que se define la misión. Con ella se precisa si el vuelo se desarrolla en modo noche o día, las condiciones climatológicas del mismo y los elementos tácticos que aparecerán. 

Por otra parte, Indra es responsable de la Posición de Instructor, desde la que se dirige todo el ejercicio, y del sistema de Debriefing, que facilita su estudio una vez finalizado. También desarrolla el sistema de proyección del visual del simulador, basado en tecnología LED, para los sistemas que se entregan a Alemania, España, y Francia. Indra trabaja en el desarrollo, producción, y despliegue de todos los simuladores del A400M que emplean las cuatro naciones que forman parte del consorcio A400M: Alemania, España, Francia y Reino Unido. Dentro del proyecto, está previsto instalar en la base de Zaragoza este mismo año un simulador del A400M en el que se entrenarán los pilotos de la Fuerza Aérea Española. Indra es uno de los principales fabricantes de simuladores, tanto civiles como el militares. Ha entregado más de 200 sistemas a medio centenar de clientes en todo el mundo. Recientemente se ha hecho con una importante participación en el grupo Global Training Aviation (GTA), especializado en la formación y entrenamiento de pilotos de aeronaves civiles. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

Los pilotos de Raven acreditan su capacitación.


Participantes en las jornadas de actualización
Participantes en las jornadas de actualización
Práctica durante las jornadas
Práctica durante las jornadas

Los pilotos de Raven del Regimiento de Infantería “Tercio Viejo de Sicilia” nº 67 han acreditado su capacitación gracias a las sesiones teóricas y a las horas de vuelo recibidas durante las jornadas de actualización sobre este sistema aéreo no tripulado impartidas, del 9 al 13 de abril, en la base “General Menacho” de Bótoa (Badajoz).

Personal de la Compañía de Inteligencia del Batallón de Cuartel General de la Brigada “Extremadura” XI, en posesión del título de instructor para material Raven, ha sido el encargado del curso. La finalidad de estas jornadas, incluidas en el programa anual de preparación de la Brigada, es certificar a los pilotos de Raven de sus unidades para el mantenimiento de sus capacidades a través de una completa instrucción. (Jesús.R.G.)

Fuente: http://www.ejercito.mde.es/
Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+